Les Goles del Millars

En el tramo final del río, entre la población de Almassora y la desembocadura al mar, el curso fluvial adquiere una notable importancia ecológica por la formación de lagunas poco profundas, muy ricas en biodiversidad, que caracterizan las zonas húmedas litorales.
Morfológicamente, se trata de un pequeño delta fluvial, de tres brazos y dos Alters entre ellos, que es conocido como les Goles. La salida al mar está cerrada por una playa de gravas, que sólo se ve interrumpida cuando los temporales de mar o las avenidas del río rompen la barra litoral, circunstancia poco frecuente.
La presencia permanente de agua condiciona la existencia de las comunidades vegetales, que se adaptan a las diferentes condiciones ambientales. En las zonas de lagunas abunda la vegetación acuática y subacuática, junto con especies y comunidades más típicas de las riberas y lechos fluviales. Estas últimas, a medida que se acercan a la costa, se convierten en juncales y prados húmedos y en comunidades psamófilas.
En cuanto a la fauna, esta zona húmeda presenta una elevada diversidad de especies, algunas de gran interés para la conservación. Especialmente abundantes y variadas son las comunidades de aves: se pueden encontrar anátidas, ardeidas, làridos, limícolas y paseriformes palustres, presentes en los diversos ambientes.
Estos valores justifican que el espacio natural esté incluïdo en la Red europea Natura 2000, protegido como ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves) y LIC (Lugar de Interés Comunitario) y también catalogado como Zona Húmeda.

Accesos.

El acceso principal al delta es por la zona urbana de la playa de Almassora (passeo Vora riu). Desde allí nace un itinerario señalizado (sendero local SLV-26) que cruza los alters y llega hasta la Gola Fonda, por la variante corta, y hasta la Gola Sur por el itinerario más largo, que es donde el agua del río desemboca a la mar.